Inteligencia Financiera

¿Has escuchado historias de personas que ganaron mucho dinero jugando la lotería o que heredaron una gran fortuna y al poco tiempo no tenían nada? O por otra parte, personas que lo perdieron todo y al tiempo volvieron a reconstruir sus fortunas y mucho más?.

Tal vez no entendamos por qué suceden estas cosas y casi siempre la explicación que les damos se la atribuimos a la suerte, lo cierto es que en lo que respecta al dinero existe un tipo de inteligencia específica, que no se desarrolla con la educación tradicional y por eso la mayoría de las personas pasan su vida siendo “analfabetas” financieros, imitando erróneamente los patrones de manejo del dinero que vieron en sus padres o en la sociedad de consumo. La habilidad que tiene una persona para generar dinero y mantenerlo es lo que se conoce como inteligencia financiera. Esta habilidad es la que ha llevado a personas a construir grandes fortunas sin importar las condiciones del medio en el que están, pues desarrollan un agudo sentido de la oportunidad y del riesgo, actuando inteligentemente en las decisiones que tienen que ver con el dinero, así como el ajedrecista experto sabe que ficha debe mover en cada momento para armar una jugada ganadora, así mismo la persona con educación financiera sabe qué decisiones tomar para asegurarse un éxito de largo plazo. Las personas con inteligencia financiera invierten en su educación y son conscientes que es el precio que deben pagar para obtener unas condiciones mejores en el futuro, en este proceso de aprendizaje el dinero no es lo más importante, pues éste llega como un resultado natural después que has aprendido a manejarlo.

La carrera de la rata

Según Robert Kiyosaki, este término se aplica a la forma tradicional como la mayoría de las personas en el mundo obtiene sus ingresos económicos, asemejándolo al comportamiento de los hámster que permanecen en una jaula y que tienen una rueda sin fin para hacer ejercicio, en la cual corren todos los días de su vida para terminar cansados siempre en el mismo sitio.

La vida de muchas personas tiene alguna semejanza con la de estos roedores, pues después de estudiar varios años, las personas buscan un trabajo en el que les puedan pagar por su tiempo y conocimiento un salario con el cual atenderán sus necesidades y deseos, al comienzo la carrera es divertida pues se tiene la emoción del aprendizaje, sin embargo con el tiempo la persona se ve atrapada en un modelo rutinario del cual no puede salirse por más que corra más rápido. Es así como vemos gente estresada que se levanta todos los días muy temprano, se alista para ir a trabajar, tarda un tiempo desplazándose hasta su sitio laboral e inicia su jornada, al medio día descansa, almuerza y continua con su jornada hasta finalizar la tarde, cuando nuevamente toma un transporte hasta su casa, comparte con sus seres queridos un rato, ve televisión, organiza lo que va a usar al día siguiente y se acuesta a dormir para al día siguiente hacer más o menos lo mismo durante 30 o 40 años hasta que llega el momento de jubilarse.

Con algunos pequeños cambios de forma, la gente pasa su vida de una manera semejante, hay quienes inician como mensajeros a los 20 años y se jubilan como gerentes a los 65 años, al parecer han corrido bien la carrera, pero para efectos de la vida, siempre estuvieron jugando el mismo juego, intercambiando su tiempo y conocimiento por dinero, esto es, atrapados en la carrera de la rata.

Tal vez te preguntaras si existe una manera distinta de vivir la vida, la verdad es que si existe, cuando tu tomas consciencia de tu vida y te das cuenta que los años que tienes por vivir son muy pocos para hacer y disfrutar todo lo que alguna vez soñaste, entonces puedes buscar y encontrar otros caminos que te conduzcan a obtener libertad financiera, que no es otra cosa que tener activos productivos que te den el tiempo y dinero suficiente para disfrutar tus sueños. Para eso debes educarte, desarrollar tu inteligencia financiera y empezar a construir esos activos que te den la libertad que tanto deseas, eso te tomará tiempo y esfuerzo adicional, pero si inicias y te mantienes constante vas a ver que tarde o temprano comenzaras a vivir una vida diferente, entonces vas a poder cambiar la historia de tu vida y la de las nuevas generaciones de tu familia, acaso no crees que eso vale la pena?

Finanzas personales: Haz que el dinero trabaje para ti!

La educación financiera es un proceso mediante el cual las personas toman conciencia de la importancia de desarrollar conocimientos, actitudes, valores, hábitos y costumbres en el manejo de la economía personal y familiar, lo cual les permite desarrollar una cultura financiera respecto al uso del dinero.

El objetivo de educarse financieramente es poder lograr la libertad financiera, la cual no se mide por el dinero que recibes mientras trabajas, sino por el dinero que recibes mientras no estás trabajando, lo cual se conoce como ingresos pasivos o residuales.

Es muy importante que entiendas que las personas se clasifican en 4 categorías de acuerdo a la manera como ganan su dinero, esto lo ilustró Robert Kiyosaki en su modelo del cuadrante del flujo del dinero.

Según Kiyosaki en primer lugar están los empleados quienes son las personas que intercambian su tiempo por dinero a través de un empleo. En segundo lugar están los auto-empleados, que son las personas que montan sus propios negocios los cuales se fundamentan en sus habilidades y conocimientos particulares, por ejemplo un médico que monta su consultorio o un abogado que monta su propia oficina. Lo característico de los empleados y auto-empleados es que el ingreso de dinero depende de su propio esfuerzo y del tiempo que dediquen a trabajar, si quieren más dinero deben invertir más horas lo cual pone un límite a la cantidad de ingresos que pueden generar. En tercer lugar están los dueños de grandes negocios, quienes poseen un sistema y una organización que no depende de su esfuerzo personal para producir ingresos. Finalmente están los inversionistas quienes ponen su dinero a que produzca más dinero, gracias a que se han educado financieramente y conocen las reglas de juego de cómo aprovechar los riesgos y oportunidades.

Tanto los dueños de negocio como los inversionistas disponen de su tiempo y los recursos necesarios para disfrutarlo, pues sus ingresos no dependen de su esfuerzo personal, sino que vienen dados por sus ingresos pasivos, esto es lo que se conoce como libertad financiera.

Ahora déjame preguntarte algo, ¿tiene sentido para ti ser libre financieramente? ¿Podrías tu hacer el propósito de aprender y desarrollar tu inteligencia financiera para lograr que el dinero trabaje para ti? Si tus respuestas son afirmativas entonces toma el control de ti vida financiera y empieza ahora mismo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otras Publicaciones

Audio 1: Programación soltar la ansiedad del resultado Hola soy

Recuerdo hace algunos años que tuve una paciente de 35

Hola soy Mónica Ramírez, te quiero compartir este audio de

icon-whatsapp

Agenda tu cita

Scroll to Top